El destino del Mundo

Dios creó nuestra historia y a ÉL nos debemos

martes, 15 de agosto de 2017

LA LIBERTAD DE CONCIENCIA AMENAZADA

Todo cardenal, arzobispo y obispo de la iglesia católica, presta su juramento de obediencia  al papa , en el cual se encuentran las siguientes palabras :"Me opondré a los herejes, cismáticos y rebeldes contra  nuestro señor  (el papa) , o sus sucesores y los perseguiré con todo mi poder."-Josías Strong, Our Country, capitulo. 5 párrs.2-4.

¿Estas frases o palabras anteriores, tienen cierto parecido con el #Juramento Jesuita# ?

"Es verdad que hay verdaderos cristianos en la iglesia católica romana. En ella ,millares de personas sirven a Dios según las mejores luces que tienen. Les es prohibido leer su Palabra, debido a lo cual no pueden discernir la verdad. Nunca han visto el contraste que existe entre el culto o servicio vivo rendido con el corazón y una serie de meras formas y ceremonias. Dios mira con tierna misericordia a esas almas educadas en una fe engañosa e insuficiente. Hará penetrar rayos de luz a traves de las tinieblas que las rodean.Les revelará la verdad tal cual es en jesús y muchos se unirán aún a su pueblo.

Pero el romanismo como sistema, no está actualmente más en armonia con el evangelio de Cristo que en cualquier otro periódo de la historia. Las iglesias protestantes se hallan sumidas en grandes tinieblas, pues de lo contrario discernirían las señales de los tiempos.La iglesia romana abarca mucho en sus planes y modos de operación. Emplea toda clase de estratagemas para extender su influencia y aumentar su poder, mientras se prepara para una lucha violenta y resuelta a fin de recuperar el gobierno del mundo, restablecer las persecuciones y deshacer todo lo que el prostentantismo ha hecho. El catolicismo está ganando terreno en todas direcciones. Véase el número creciente de sus iglesias y capillas en los paises protestantes.Nótese en Norteamerica la popularidad de sus colegios y seminarios, tan patrocinados por los protestantes. Piénsese en la extensión del ritualismo en Inglaterra y en las frecuentes deserciones a las filas católicas. Estos hechos deberian inspirar ansiedad a todos los que aprecian los puros principios del Evangelio."    ( CS pag 622)

La decoracion y los grandes alardes musicales junto con los grandes edificios de la iglesia católica llaman la atención y dejan boquiabiertos a numerosas almas que no estan fuertes en la Palabra de Dios.La doctrina de Cristo no necesita tales atractivos pues solo sus enseñanzas de la Biblia son puras y elevadas a los pensamientos que Dios nos quiere trasmitir para una mejor comprensión del caracter de ËL.

Bendiciones
Eliseo Cuesta




viernes, 4 de agosto de 2017

La Prioridad de la Promesa

Para Estudiar y Meditar:

“Durante su servidumbre, el pueblo de  Israel había perdido en alto grado el conocimiento de Dios y de los principios del pacto de Abrahán. Al libertarlos de Egipto, Dios trató de revelarles su poder y su misericordia para inducirlos a amarle y a confiar en él. Los llevó al mar Rojo, donde, perseguidos por los egipcios, parecía imposible que escaparan, para que pudieran ver su total desamparo y necesidad de ayuda divina; y entonces los libró. Así se llenaron de amor y gratitud hacia él, y confiaron en su poder para ayudarles. Los ligó a sí mismo como su libertador de la esclavitud temporal.
“Pero había una verdad aun mayor que debía grabarse en sus mentes. Como habían vivido en un ambiente de idolatría y corrupción, no tenían un concepto verdadero de la santidad de Dios, de la extrema pecaminosidad de su propio corazón, de su total incapacidad para obedecer la ley de Dios, y de la necesidad de un Salvador. Todo esto se les debía enseñar” (PP 388).
“La ley de Dios, pronunciada con grandiosidad aterradora desde el Sinaí, es el dictamen de condenación para el pecador. Le corresponde a la ley condenar, pero no hay en ella poder para perdonar o redimir. Es ordenada para vida; lo que caminen en armonía con sus preceptos recibirán la recompensa de la obediencia; pero causa servidumbre y muerte para los que permanecen bajo su condenación” ”.—“Comentarios de Elena G. de White”, Comentario bíblico adventista, t. 6, p. 1094.

Resumen: La promulgación de la ley en Sinaí no invalidó la promesa que Dios hizo a Abraham, ni tampoco alteró las estipulaciones de la promesa. La ley fue dada para que el pueblo pudiera captar la verdadera extensión de su pecaminosidad y reconocer su necesidad de la promesa de Dios a Abraham y sus descendientes.



miércoles, 2 de agosto de 2017

Devoción Matutina Adultos Fortaleza de Dios

«Para que, si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y defensa de la verdad». 1 Timoteo 3: 15

LA IGLESIA ES EL MEDIO señalado por Dios para la salvación de la humanidad.

Ha sido organizada para servir, y su misión es la de anunciar el evangelio al mundo.

Desde el principio ha sido el plan de Dios que su iglesia refleje al mundo su plenitud y suficiencia. Los miembros de la iglesia, los que han sido llamados de las tinieblas a su luz admirable, han de revelar su gloria. La iglesia es la depositarla de las riquezas de la gracia de Cristo; y mediante la iglesia se manifestará con el tiempo, aun a «los principados y potestades en los lugares celestiales» (Efe. 3: 10), el despliegue final y pleno del amor de Dios.

Muchas y maravillosas son las promesas registradas en las Escrituras en cuanto a la iglesia. «Porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos» (Isa. 56: 7). «Haré que ellas y los alrededores de mi colina sean una fuente de bendición. Haré caer lluvias de bendición en el tiempo oportuno. […] Les daré una tierra famosa por sus cosechas. No sufrirán hambre en la tierra, ni tendrán que soportar los insultos de las naciones. Entonces sabrán que yo, el Señor su Dios, estoy con ellos, y que ellos, el pueblo de Israel, son mi pueblo. Yo, el Señor omnipotente, lo afirmo, y afirmo también que yo soy su Dios y que ustedes son mis ovejas, las ovejas de mi prado» (Eze. 34: 26, 29-31, NVI). […]

La iglesia es la fortaleza de Dios, su ciudad de refugio, que él sostiene en un mundo en rebelión. Cualquier traición a la iglesia es traición hecha a Aquel que ha comprado a la humanidad con la sangre de su Hijo unigénito. Desde el principio, las almas fieles han constituido la iglesia en la tierra. En todo tiempo el Señor ha tenido sus atalayas, que han dado un testimonio fiel a la generación en la cual vivieron. Estos centinelas daban el mensaje de amonestación; y cuando eran llamados a deponer su armadura, otros continuaban la labor. Dios ligó consigo a estos testigos mediante un pacto, uniendo a la iglesia de la tierra con la iglesia del cielo. Él ha enviado a sus ángeles para ministrar

a su iglesia, y las puertas del infierno no han podido prevalecer contra su pueblo.

A través de los siglos de persecución, lucha y tinieblas, Dios ha sostenido a su iglesia.

Ni una nube ha caído sobre ella sin que él hubiera hecho provisión; ni una fuerza opositora se ha levantado para contrarrestar su obra, sin que él lo hubiera previsto.


Todo ha sucedido como él lo predijo. Él no ha dejado abandonada a su iglesia, sino que ha señalado en las declaraciones proféticas lo que ocurriría, y se ha producido aquello que su Espíritu inspiró a los profetas a predecir. Todos sus propósitos se cumplirán. Su ley está ligada a su trono, y ningún poder del maligno puede destruirla. La verdad está inspirada y guardada por Dios; y triunfará contra toda oposición.



martes, 1 de agosto de 2017

LA PALABRA DE DIOS ESCRITA

Antiguo Testamento

Dentro del Antiguo Testamento encontramos los siguientes libros:
  • Pentateuco  – Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio
  • Históricos – Josué, Jueces, Ruth, I Samuel, II Samuel, I Reyes, II Reyes, I Paralipómenos o Crónicas, II Paralipómenos o Crónicas, Esdras, Nehemías, Tobías, Judit, Ester, I Macabeos, II Macabeos.
  • Poéticos y sapienciales – Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, El Cantar de los Cantares, Sabiduría, Eclesiástico.
  • Profetas mayores – Isaías, Jeremías, Lamentaciones de Jeremías, Baruc, Ezequiel, Daniel.
  • Profetas menores – Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías, Malaquías




Nuevo Testamento

  • Los Evangelios – Evangelio según San Mateo, Evangelio según San Marcos, Evangelio según San Lucas, Evangelio según San Juan. Hechos de los Apóstoles.
  • Cartas de San Pablo – A los Romanos, I a los Corintios, II a los Corintios, A los Gálatas, A los Efesios, A los Filipenses, A los Colosenses, I a los Tesalonicenses, II a los Tesalonicenses, I a Timoteo, II a Timoteo, A Tito, A Filemón. Carta a los Hebreos.
  • Cartas Católicas – Epístola de Santiago, Epístola I de San Pedro, Epístola II de San Pedro, Epístola I de San Juan, Epístola II de San Juan, Epístola III de San Juan, Epístola de San Judas. Apocalipsis.

Datos interesantes sobre la Biblia




¿Quién escribió estos libros?

Fueron escritos bajo la inspiración de 40 autores diferentes, quienes se dedicaban a todo tipo de oficio: granjeros, médicos, pescadores, curas, filósofos, reyes… A pesar de las diferencias en sus ocupaciones y de los años que se tardó en construir la Biblia, es un texto extremadamente cohesivo y unificado.

¿Quién fue al autor que más libros escribió en el Antiguo Testamento? Y, ¿en el Nuevo?

En el Antiguo Testamento el autor que más libros escribió fue Moisés, cinco libros referidos a ellos como el Pentateuco, la fundación de la Biblia. En el Nuevo Testamento, el autor que más libros escribió fue el Apóstol Pablo, 14 libros, aproximadamente la mitad de todos ellos.

¿Cuándo fue escrita la Biblia?

Fue escrita durante un periodo de 1.500 años, entre 1.450 A.C. (el tiempo de Moisés) hasta aproximadamente el 100 D.C. (siguiendo a la muerte y resurrección de Jesucristo).

¿Cuál es el manuscrito completo más antiguo que existe?

El Codex Vaticanus, que data de la primera mitad del siglo cuarto. Está localizado en la biblioteca del Vaticano, en Roma.


sábado, 22 de julio de 2017

Devoción Matutina Adultos El ejemplo de Juan el Bautista

«Porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre». Juan 1:15

COMO PROFETA, Juan había de «hacer volver los corazones de los padres a los hijos y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto» (Luc. 1:17). Al preparar el camino para la primera venida de Cristo, representaba a aquellos que han de preparar un pueblo para la segunda venida de nuestro Señor. El mundo está entregado al pecado. Abundan los errores y las fábulas. Se han multiplicado las trampas de Satanás para destruir a las almas. Todos los que quieran alcanzar la santidad en el temor de Dios deben aprender las lecciones de temperancia y dominio propio. Las pasiones y los apetitos deben ser mantenidos en sujeción a las facultades superiores de la mente. Esta disciplina propia es esencial para la fuerza mental y la percepción espiritual que nos han de habilitar para comprender y practicar las sagradas verdades de la Palabra de Dios. Por esta razón, la temperancia ocupa un lugar en la obra de prepararnos para la segunda venida de Cristo.

En circunstancias normales, el hijo de Zacarías habría sido educado para el sacerdocio. Pero la educación de las escuelas rabínicas le habría arruinado para su obra. Dios no envió a Juan a los maestros de teología para que aprendiese a interpretar las Escrituras. Lo llamó al desierto, para que aprendiese de la naturaleza, y del Dios de la naturaleza.

Fue en una región solitaria donde halló hogar, en medio de las colinas áridas, de los desfiladeros salvajes y las cuevas rocosas. Pero él mismo quiso dejar a un lado los goces y lujos de la vida y prefirió la severa disciplina del desierto. Allí lo que le rodeaba favorecía la adquisición de sencillez y abnegación. Sin ser interrumpido por los clamores del mundo, podía estudiar las lecciones de la naturaleza, de la revelación y de la Providencia. Las palabras del ángel a Zacarías habían sido repetidas con frecuencia a Juan por sus padres temerosos de Dios. Desde la niñez, se le había recordado su misión, y él había aceptado el cometido sagrado. Para él la soledad del desierto era una manera bienvenida de escapar de la sociedad en la cual las sospechas, la incredulidad y la impureza, lo compenetraban casi todo. Desconfiaba de su propia fuerza para resistir la tentación, y huía del constante contacto con el pecado, a fin de no perder el sentido de su excesiva pecaminosidad.


Dedicado a Dios como nazareno desde su nacimiento, hizo él mismo voto de consagrar su vida a Dios.



jueves, 20 de julio de 2017

Devoción Matutina Adultos El poder de la temperancia

«Porque han sido comprados por un precio. Por tanto, glorifiquen a Dios en su cuerpo y en su espíritu, los cuales son de Dios». 1 Corintios 6: 20, NBLH

HAY QUE ENSEÑAR y practicar la temperancia en todos los aspectos de la vida.

La temperancia en el comer, el beber, el dormir y el vestir es uno de los grandes principios de la vida cristiana. La verdad, colocada en el santuario del alma, guiará en el trato del cuerpo. Nada que ataña a la salud del ser humano ha de considerarse con indiferencia. Nuestro bienestar eterno depende del uso que hagamos en esta vida de nuestro tiempo, energía e influencia.

Tan solo se nos da esta vida aquí en alquiler; y cada uno debiera preguntarse: ¿Cómo puedo invertir mi vida para que dé la mayor utilidad?

El desarrollo propio es nuestro primer deber hacia Dios y nuestro prójimo. Debiera cultivarse hasta el más alto grado de perfección cada destreza con que Dios nos ha dotado, a fin de que podamos realizar la mayor cantidad de bien de que somos capaces. Por lo tanto, el tiempo que se destina al establecimiento y la preservación de una sólida salud física y mental es tiempo provechosamente empleado. No podemos permitirnos menguar o dañar una sola función de la mente o del cuerpo por el trabajo excesivo o por el abuso de cualquier parte de la maquinaria viviente. Tan ciertamente como lo hagamos, sufriremos las consecuencias. […]

Los que desempeñan puestos de confianza deben tomar diariamente decisiones de gran trascendencia. A menudo deben pensar con rapidez, y esto solo pueden hacerlo con éxito los que practican la estricta temperancia. La mente se fortalece bajo la influencia del correcto tratamiento dado a las facultades físicas e intelectuales. Si el esfuerzo no es demasiado grande, cada nueva tarea añade nuevo vigor. [… ]

Los que, como Daniel, rehúsen contaminarse, cosecharán la recompensa de sus hábitos de temperancia. Con su mayor fibra física y mayor resistencia, tienen un capital del que pueden disponer en un caso de emergencia.

Los hábitos físicos correctos estimulan la superioridad mental. El poder intelectual, la fortaleza física y la longevidad dependen de leyes inmutables. En esto, no hay nada librado al azar o a la casualidad. Dios no intervendrá para preservar a los seres humanos de las consecuencias de haber violado las leyes de la naturaleza.

 

 

miércoles, 19 de julio de 2017

Devoción Matutina Adultos La capacidad de pensar y actuar

«¡La sabiduría vale más que las piedras preciosas!». Job 28: 18

LAS SAGRADAS ESCRITURAS son la norma perfecta de la verdad y, como tales, se les debería dar el primer lugar en la educación. Para obtener una educación digna de tal nombre, debemos recibir un conocimiento de Dios, el Creador, y de Cristo, el Redentor, según están revelados en su Palabra.

Todo ser humano, creado a la imagen de Dios, está dotado de una facultad semejante a la del Creador: la individualidad, la facultad de pensar y hacer. La gente en quien se desarrolla esta facultad es la que lleva responsabilidades, la que dirige empresas, la que influye sobre los demás. La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores, y no meros reflectores de los pensamientos de otros. En vez de restringir su estudio a lo que otros han dicho o escrito, los estudiantes tienen que ser dirigidos a las fuentes de la verdad, a los vastos campos abiertos a la investigación en la naturaleza y en la revelación.

Al contemplar las grandes realidades del deber y del destino, la mente se expandirá y se robustecerá. En vez de jóvenes educados, pero inseguros, las instituciones del saber deben producir jóvenes fuertes de ideas y de acción, jóvenes dueños de sí mismos y no esclavos de las circunstancias, jóvenes que posean amplitud de mente, claridad de pensamiento y valor para defender sus convicciones.

Semejante educación provee algo más que disciplina mental; proporciona algo más que preparación física. Fortalece el carácter, de modo que no se sacrifiquen la verdad y la justicia al deseo egoísta o a la ambición mundana. Fortalece la mente para su lucha contra el mal. En lugar de que algún vicio dominante llegue a ser un poder destructor, se amoldan cada motivo y deseo a los grandes principios de la justicia. Al espaciarse en la perfección del carácter de Dios, la mente se renueva y el alma vuelve a crearse a su imagen.

El ideal que Dios tiene para sus hijos está por encima del alcance del más elevado pensamiento humano. La meta que hemos de alcanzar es la piedad, la semejanza a Dios. Ante el estudiante se abre un camino de progreso continuo. Tiene que alcanzar un objetivo, lograr una norma que incluye todo lo bueno, lo puro y lo noble. Progresará tan rápidamente e irá tan lejos como le sea posible en todos los aspectos del verdadero conocimiento. Pero, así como son más altos los cielos que la tierra, sus esfuerzos se encauzarán hacia fines mucho más elevados que el mero egoísmo y los intereses temporales.